Noticia

Miguel Ángel Salazar García, Mediación Comisión Consultiva

Jun 18, 2021

Miembros de las Comisiones Consultivas del Centro de Mediación Empresarial de Madrid (“CMEM”)

 

Hoy hemos tenido la suerte de estar con Miguel Ángel Salazar, miembro de la miembro de la Comisión Consultiva de Mediación Concursal, y muy amablemente nos ha respondido a unas preguntas sobre la Mediación y el Centro de Mediación Empresarial de Madrid, que os trasladamos:

  • ¿Desde hace cuánto tiempo eres mediador?

En el año 2012 finalicé la formación especializada de mediación civil-mercantil y desde ese año desarrollo la actividad de mediación.

  • ¿A qué Comisión Consultiva de mediación del CMEM perteneces?

Desde hace ya un año que estoy en la Comisión Consultiva de Mediación Concursal junto a grandes profesionales implicados en la mejora continua de esta actividad. Compartir espacio, experiencia y proyectos junto a Tomás Villatoro, Nuria López, Enrique Suárez y Juan José Valderas es un auténtico lujo.

  • ¿Por qué te decidiste por esa Comisión Consultiva?

Es un ámbito en el que desarrollo mi actividad profesional desde hace ya muchos años y en especial y con mayor intensidad a partir de la promulgación de la Ley de Segunda oportunidad en 2015, que hizo del mediador concursal una figura necesaria y central en el desarrollo del procedimiento.

  • ¿Cómo conociste el CMEM?

Hace más de 4 años que colaboro con la Cámara de Comercio de Madrid y en el ánimo de impulsar la aplicación de la ley de segunda oportunidad, nos dimos cuenta de que debíamos iniciar un trabajo para poder poner en valor e impulsar definitivamente la figura del mediador concursal.

  • ¿Qué crees que aporta el CMEM hoy en día a las empresas? ¿y a las empresas familiares?

Se aporta garantía de que existen grupos de trabajo de profesionales muy formados y con voluntad de impulsar el trabajo de mediación, que va a devenir un eje central de solución de conflictos en los próximos tiempos, en los que se prevén dificultades financieras para empresarios autónomos y pymes.

  • ¿Cuáles crees que son los retos a los que la mediación se enfrenta hoy en día?

Creo que los retos a los que nos enfrentamos se podrían focalizar en dos ámbitos.

Por un lado, hemos de trabajar para que la remuneración de la mediación concursal sea ajustada legalmente a la prestación tan profesional con la que se ejecuta el trabajo y evitar el abuso que se puede dar en la propuesta de honorarios fuera de la norma, bajo unos criterios que se alejan de la actuación basada en las buenas prácticas.

Y, por otro lado, deberíamos pensar en trabajar la idea de que nazca una corporación tipo colegial que aglutine a los profesionales que desarrollan este trabajo, con el objetivo de tener un espacio de control y a la vez de defensa de los intereses de los mediadores, que evite abusos, mala praxis y acune y ponga en valor el magnífico trabajo que se desarrolla y el que se puede desarrollar para evitar resolver, únicamente, los conflictos en sede judicial.

  • ¿Cómo consideras que la mediación puede ayudar a las empresas y empresarios?

Pues bajo mi punto de vista, creo que sí se trabaja en los ejes que hemos expuesto:

    • Defensa de la figura del mediador concursal profesional, en cuanto a sus remuneraciones, que sean dignas a su trabajo; e
    • Impulso a una corporación profesional de la profesión de mediadores.

Se estará fundamentando una figura e institución preconcursal, que de hecho la directiva europea de reestructuraciones (pendiente de transponer al acerbo jurídico español) pone en valor y la define como eje central para trabajar la viabilidad de empresarios individuales y pymes.

Esta figura de la mediación ha de inserirse en la cultura de negociación y de reestructuración de deudas en nuestro sistema y cultura empresarial, puesto que es una gran novedad que cuesta de asumir en el ámbito de los negocios muy enfocado a resolver judicialmente todas las controversias.

Pero creo que se puede avanzar para hace realidad la idea de que negociar y llegar a un acuerdo que equilibre a las partes ante situaciones de insolvencia sobrevenida, sean realidades que se plasmen en acuerdos y que se cumplan.

Es por ello que el éxito de la mediación lo hemos de basar en:

    • Formación y concomimiento de esta figura y de la institución preconcursal del acuerdo extrajudicial de pagos y en la corroboración de que es un buen método de resolver estos conflictos financieros con casos de éxito palpable y visible.

Para ello queda tiempo y camino por andar, pero hemos de continuar confiando en la figura y el sistema del acuerdo, que en los próximos años veremos cómo solventa situaciones que anteriormente se enquistaban, se resolvían de forma que ninguna parte quedaba satisfecha y que generaban mayores costes de procedimiento

    • que basa el trabajo de negociación y de guía para reestructura las deudas y dar solución a las previas a solicitar la solución concursal a los problemas de insolvencia.

Muchas gracias, Miguel Ángel Salazar, por darnos tu punto de vista, sobre la mediación.

Noticias Relacionadas

Integración de las ADR

Integración de las ADR

Reseña para la web del webinar (Parte III): Métodos alternativos de resolución de conflictos en la sociedad digital y global del siglo XXI”   Durante estos días os...

leer más